Para esta pequeña nota sobre el futuro de Nintendo, escribe Hugo Ramírez, editor invitado de GameBeast. Asegúrate de seguirlo en Twitter para más contenido de videojuegos.


La semana pasada estuvieron circulando una serie de rumores acerca de la siguiente consola de Nintendo. El principal fue el ahora popularmente conocido como “empleado de Foxconn” que supuestamente reveló los componentes del Nintendo NX por medio de un boceto y una descripción del sistema (muy cuestionable el asunto, a pesar de que, de manera análoga, se filtraron prácticamente todos los detalles del iPhone 7 e incluso del entonces llamado PS4 Neo que resultaron ser ciertos).En ellos se habla de un sistema híbrido que constará de un dock que permite jugar en casa en una pantalla y un sistema independiente tipo tablet de 6” y 720p de resolución para jugar fuera de casa.

De las cosas que sí tenemos confirmadas es que The Legend of Zelda: Breath of the Wild será una gran carta de presentación para una consola nueva y se tratará de un lanzamiento de consola muy diferente a lo que fue el Wii U en su momento, aunque también sabemos que Dragon Quest XI está en desarrollo para Nintendo NX y eso a muchos de nosotros nos derrite el corazón.

Debemos esperar que Nintendo haya aprendido mucho después del pobre lanzamiento del Wii U, el cual falló debido a un marketing que dejó mucho qué desear, y la ausencia de títulos de peso en la etapa de debut. Claro, la consola ahora cuenta con enormes y hermosos juegos como Pikmin 3, Mario Kart 8, Super Mario 3D World, Splatoon, sólo por citar algunos, todo ellos grandes títulos con scores de aclamación universal por parte de la crítica, pero lamentablemente vieron la luz cuando el destino de la consola ya estaba marcado. Por desgracia, estos últimos meses han sido realmente crudos para la consola de Nintendo; los juegos han sido escasos y los pocos que han salido no tienen nada que ver con la calidad de aquellos mencionados anteriormente, pues ahora es común que no pasen de tener scores mediocres ante la crítica. Algunos ejemplos de estos títulos serían Mario Tennis Ultra Smash, Mario Party 10, o StarFox Zero.

El apoyo de third party será esencial y en ese aspecto las compañías desarrolladoras que ya cuentan con kits del Nintendo NX en sus manos han comentado sólo cosas positivas acerca del sistemal. El último en declarar públicamente fue el CEO de Ubisoft, Yves Guillemot. En esta misma semana, que coincide con el cumpleaños 127 de Nintendo (sí, de verdad), Yves aseguró que se trataba de un “sistema fantástico” y le otorgó el máximo voto de confianza al nuevo proyecto en el que se embarca la Gran N.

Sumado a la inminente incursión de la compañía japonesa en el terreno de los móviles con una rotundamente exitosa irrupción de una de sus franquicias estelares, Pokémon, y ahora el anuncio de lo que será Super Mario Run, de la mano de DNA, las cosas han cambiado mucho con respecto a 4 años atrás, cuando Nintendo sacaba a la venta el Wii U, cuya producción, por cierto, ha sido mermada con vistas a detenerse próximamente.

Por lo menos yo, desde niño, me he acostumbrado a escuchar los peores augurios para Nintendo con respecto a otros, generación tras generación. Primero el Genesis, luego el PSOne, después todas las generaciones de consolas hasta la fecha, todas han sido indudablemente ofertas superiores en tecnología con respecto al hardware de Nintendo. A pesar de todos los anuncios ominosos que la condenan desde hace años a una derrota definitiva, Nintendo ha tenido muchos altibajos, pero ha sabido mantenerse y hoy estamos ansiosos de saber qué horizontes visitará tras estos aparentes indicios de transformación.

El deadline que se ha marcado para hacer del conocimiento público la nueva consola, de acuerdo a lo revelado por la compañía es marzo del 2017, fecha tentativa del lanzamiento del por ahora conocido como Nintendo NX.

 

Share.

About Author

Game Beast Staff

¡Somos GameBeast, el sitio que busca celebrar los videojuegos, así como educar, informar, y apoyar a nuestra comunidad!

Leave A Reply