¿Cuántas veces hemos ido a una tienda de videojuegos y nos quedamos viendo el estante por varios minutos sin saber qué es lo que vamos a comprar? O si realmente vale pena esa inversión si el dinero que vamos invertir nos va dar la satisfacción por la que estamos pagando….

Me gustaría primero aclarar un punto: no tendríamos por qué ver a los videojuegos como una inversión ya que una inversión, cito, es un término económico, con varias acepciones relacionadas con el ahorro, la ubicación de capital, y la postergación del consumo.

Y los videojuegos no otorgan dicha respuesta.

Pero podrías ir mas allá de una simple especificación técnica de Wikipedia: hace no mucho salió Cuphead, un juego Indie que costo $179.99 pesos en Steam, y que pude jugar junto a un amigo. Podría decirles que es de los juegos más divertidos en los últimos meses o quizá años, y si me lo preguntan realmente pienso que no vale los $180  que pagas por el en Steam; yo pagaría un hasta $30 USD por él. La diversión que pase con él ha si do de un largo tiempo. Pero, ¿por qué un juego con esos estándares cuesta tan poco?

Cuphead era un juego que al principio no se sabía con exactitud para que plataforma iba a por que según hasta donde recuerdo creí haberlo visto en la conferencia de Sony en E3, la estética del juego llamó la atención del público ya que su apariencia lo hacía ver como si viniera de una caricatura de los años 30. De inmediato el juego se popularizó y así como llegó se esfumó. Esto, hasta que apareció de nuevo en la conferencia de Xbox anunciando su exclusividad.

¿A dónde voy con tanta vuelta? El juego está hecho a mano, cada animación cada dibujo fue hecho exhaustivamente cuadro por cuadro por sus creadores, cosa que lleva demasiado tiempo y que también implica riesgos; ellos dejaron su trabajo para poder terminar el proyecto y el dinero que utilizaron para fondear su juego soñado venia de la hipoteca de sus casa. Y entonces, ¿por qué un juego que involucra el riesgo de perder el lugar en donde vives?

En la industria de los videojuegos existen diferentes tipos de desarrollo y comúnmente conocemos los juegos indie pero existen un poco más de esas y numerosas cantidades de subdesarrollos.

Si bien las más conocidas son Indie y AAA seria como los  polos apuestos de cada uno. Los AAA son juegos que son llevados por compañías establecidas en mercado y con una fuerte base de usuarios que respaldarían el juego. Juegos como Mario, Halo o Uncharted son producciones AAA  desarrolladas por compañías frist party. Pero aunque estas súper compañías además de sustentar consolas también hacen sus propios juegos y que no siempre tienen que ser producciones de alto nivel (por ejemplo Nintendo ha llevado una serie de lanzamientos doble AA o incluso A), juegos como Capitan Toad que nació como un spinn off del grandioso Super Mario 3D World o bien Kirby and Rainbow Curse que si bien son juegos buenos son de presupuetsos algo bajos debido a la poca exigencia que existen en estos.

Sí; existen fans de las franquicias pero no son tan importantes o relevantes para los fans como una serie principal o un juego como Zelda. Sony también tiene este tipo de producción, siendo spin offs de sus franquicias principales como Uncharted: The Lost Legacy o InFamous First Light juegos que si bien son de baja producción también son de alta calidad.

¿Por qué juegos de alta calidad cuestan tan poco?

Muchas veces depende de las compañías, la cantidad de personas que están involucradas o las reglas establecidas de los juegos. Los juegos AAA por lo normal son un costo alto de producción de varios años y que puede llevar a la quiebra a una compañía. Es por eso que hemos visto en los últimos años una baja en cuanto a juegos AA ya que prácticamente en esta generación cuesta lo mismo producir un juego AA que una AAA. Ya no vemos juegos de películas o de series queriendo entrar al mercado de consolas si no al de móviles.

En la época del Súper Nintendo no había una ley o algo que regulara el precio de salida de los juegos ya que podíamos ver juegos desde $20 USD o hasta $100, dependiendo de la compañía demanda o lo que contenía los juegos de aquella época. También es pertinente comentar que los juegos de aquella época eran más “sencillos” de producir por que el detalle o el soundtrack no eran tan específicos pero no por ello dejaban de estar en la cúspide de la tecnología o dejen de ser hermosas piezas de arte en su entorno.

Uno de los ejemplos más divertidos que podría hacer con el precio beneficio hacia algo normalmente erradica en la comida. Supongamos que llegas a un puesto de tacos los cuales cuestan $5  el taco, o bien la orden (bundle) puede costar $20 y trae cinco tacos, pero saben tan bien que podrías pagar hasta más porque sabes que están ricos. ¿Y si el caso fuera contrario? ¿Si los tacos saben mal y pagaste mucho por ellos? Muchas veces eso pasa y mas en los videojuegos o que bien duran muy poco y te hacen pagar uno completo que no te satisface. Juegos que costaron $60 USD (full price) y que no lo valen.

Me gustaría citar dos juegos recientes: ARMS del Nintendo Switch y The Order 1886 de PlayStation 4.

Comencemos con The Order, un juego que tiene un aspecto visual increíble y que prometia ser el Gears of War de Sony. Pero no; el juego resultó ser corto y con una jugabilidad pesada, en si no era malo mucha gente lo criticó por ser un juego de precio completo y que contenia apenas ocho horas de contenido y misiones burdas y lentas.

Por el otro lado, ARMS, un juego de peleas de Nintendo también ciritcado duramente por su bajo contenido y su precio pero no tan fuertemente.

Es complicado estar de una parte o de la otra pero creo que muchas veces la satisfacción propia con un videojuegos decide si comprarlo o si los gustos de tu analista favorito coinciden con los tuyos. Creo que te llevarás una grata sorpresa de lo que estas apunto de comprar. En lo personal el valor precio y juego es una burrada, si el juego cuesta equis es por una razón; todo el desarrollo sudor y sacrificio que hay detrás los riesgos que implica hacer un juego grandes nada más porque vemos que al día salen como mil en Steam, y que son de dudosa procedencia no significa que no hubo amor y cariño detrás de ellos (excepto Activision e EA).

Quisiera decir que queda en tus manos establecer si el precio a un juego lo vale. Para mi debería haber juegos que cuesten más porque yo los amo y por qué formaron parte importante en la industria, pero yo no dictamino el precio.

Creo que lo último que me toca decir es: juega, disfruta cada momento con ese juego y dale las gracias a quien lo hizo porque lo que estas disfrutando y te haya acostado sea mucho o poco.


¿Quieres escribir un artículo en GameBeast? ¡Crea tu cuenta y escribe!

Share.

About Author

Pizviote

Leave A Reply