Cuando hablamos de videojuegos, no estamos hablando de una forma en la que desperdiciamos nuestro tiempo libre, estamos hablando de una expresión cultural única en la historia y que fue creada en nuestro tiempo. Como cualquier expresión cultural, mientras van evolucionando se presentan distintas corrientes, perspectivas y apuestas sobre el futuro de sí misma. Es por eso que me resulta importante darle su justo espacio a los momentos del pasado de los videojuegos que los fueron forjando y transformando en lo que son actualmente.

Hoy les vengo a hablar de la Sega Saturn, la consola que nos llevó de los clásicos juegos de pixel art a la era de los juegos en mundos tridimensionales. Esta consola se desarrolló ante la acelerada transformación tecnológica de los años 90. En las Arcades Sega había demostrado que podía hacer un despliegue de gráficos y ambientes 3d con gran calidad y funcionalidad al jugar. Los discos ópticos eran tan accesibles y empezó una discusión dentro de la industria acerca de reemplazar las ROM por formatos ópticos.

Sega_saturn_blanche

Además su desarrollo fue algo accidentado, para empezar Sega desde esa época estaba dividida  entre Sega Japón y Sega EEUU, cada una de esas divisiones desarrolló un hardware distinto. En EEUU Sega desarrolló con Silicon Graphics el hardware que fue rechazado por Sega Japón, ese proyecto después fue rescatado por Nintendo y salió a mercado con el nombre de Nintendo 64. Mientras que en Sega Japón se desarrolló el Saturn haciendo una alianza con Hitachi. La característica del Saturn fue el uso de dos procesadores que funcionaban de forma paralela. Este concepto que hoy en día es tan normal era una cuestión muy experimental en su época y fue muy criticado por los desarrolladores, ya que era muy complicado de programar.

La saturn fue diseñada para manejar a la perfección los sprites, es por eso que su arquitectura en 3D se basa en el uso de Quads, digamos que son la evolución del pixel art. Mientras hoy en día el 3D se genera en base a triángulos logrando una mayor suavidad, el uso de quads para hacer 3D permite realizar trucos de sprites como la rotación y manipulación de transparencias. Esto junto con la popularidad de las arcades con gráficos en 3D llevaron a que la Saturn fuera el hogar de los mejores juegos de pelea de la época. Aquí vimos ports de los exitosos Virtua Fighter I y II, el primer Capcom vs Marvel y la trilogía completa de los Street Fighter Alfa.

Virtua Fighter llegó a ser tan exitoso que incluso desplazó a Street Fighter como el juego de peleas favorito de los japoneses

Virtua Fighter llegó a ser tan exitoso que incluso desplazó a Street Fighter como el juego de peleas favorito de los japoneses

Otro punto interesante que reflejaba toda la personalidad de la consola fue su aproximación a los juegos de plataformas en 3D mientras que el estándar de este género lo impuso Super Mario 64, para la Saturn el juego insignia fue NiGHTS. Un juego donde se siente fuertemente la influencia de Eco The Dolphin, te desplazas de forma libre por distintos escenarios donde vas acumulando esferas azules para después tomar una Ideya, que es un orbital atrapado dentro de una capsula. El juego se desarrolla en un ambiente tridimensional, sin embargo siempre te encuentras en una perspectiva de lado, haciendo que en realidad sea un juego de dos dimensiones en su jugabilidad. Así que si son fans de Mario Galaxy tiene mucho que agradecerle a NiGHTS.

Algo que me gustaría recalcar de la Saturn es que a diferencia de las consolas actuales que comparten los mismos juegos o en su defecto tienen juegos equivalentes, Sega en su momento apostó por crear experiencias de juego que fueran totalmente distintas de las que podías encontrar en la competencia. Como el anterior ejemplo de NiGHTS, también encontramos la diferencia entre la experiencia de House of the Dead comparada con Resident Evil, curiosamente años después Resident Evil tomaría el formato de House of the Dead para llevar su franquicia al Wii. Otro gran ejemplo fueron los RPG insignia de la consola, quiénes eran muy innovadores respecto a los que veíamos en el PlayStation. Incluso considerando su trascendencia juegos como Shin Megami Tensei: Devil Summoner, Sakura Taisen y Grandia, eventualmente se convirtieron en clásicos y grandes referentes de la historia de los videojuegos.

Por eso si tienen la oportunidad de jugar en Saturn o en alguna otra plataforma un juego desarrollado para Saturn, se los recomiendo. Siempre es interesante buscar en el pasado esas joyas, desconocidas u olvidadas. Si tienen alguna sugerencia o quieren una investigación sobre alguna consola o videojuego del pasado, no duden en pedírnoslo.

P.S. Muchas gracias a Kopke por compartirme su pasión por las consolas de Sega

Share.

About Author

Zhade

Fan de los videojuegos, Fan del terror, Diseñador de la comunicación gráfica.

Leave A Reply