Ha pasado tanto tiempo desde que el juego que hoy conocemos como Final Fantasy XV fue anunciado (originalmente en el 2006 como parte de un proyecto llamado Fabula Nov—ehh . . . no, saben qué, ya saben eso). Después de tanto tiempo, cuando el juego ya se había transformado en un chiste abstracto tipo Duke Nukem Forever o Chinese Democracy, finalmente los de Square-Enix nos dieron lo que esperabamos: una fecha de salida (30 de septiembre, 2016).

Además, en el evento donde se develó toda esta información, también salió la noticia sobre otros títulos que acompañarán la salida de Final Fantasy XV: una película animada llamada Kingslave, y una serie corta de animé llamada Brotherhood, y ambas contarán historia que toma lugar antes del juego. Ah, sí, un nuevo demo que incluye escenas que no son parte del juego completo, el cual ya puedes descargar en PS4 y XB1.

Alguien como yo, para quien la salida de un Final Fantasy es casi un evento religioso, estaría muy emocionado, y lo estoy, aunque tengo algunas reservas y observaciones que me gustaría hacer.
Final Fantasy XV Anime

1. Estoy algo preocupado por la historia

Square-Enix no es un extraño hacia la idea de sacarle jugo a los universos de sus franquicias. Juegos como Final Fantasy IV, VII, X, XII, XIII tienen secuelas directas, algunos más de una, y en algunos casos spin-offs, películas, precuelas, series, etc. Pero en todos estos casos, el material adicional salió después de que la historia central del juego fue contada. En este caso, estamos recibiendo complementos antes de saber a dónde va el juego. Me da algo de miedo que esto sea una señal de que el juego no tiene la historia completa y que segmentos importantes hayan sido separados como material promocional.

De por sí las tramas de Final Fantasy son complicadas y difíciles de seguir—quitarle cachos para promover el juego podría ser una mala movida. Es por esto que ya no hay alma en este universo que le pueda seguir la pista a Kingdom Hearts, y apenas va a salir el tercer juego del canon principal.

Final Fantasy XV Platinum Demo

2. El Platinum Demo es muy interesante (aunque salió tarde)

La semana pasada se liberó el Platinum Demo, un segundo descargable que nos da un acercamiento al gameplay de Final Fantasy XV (el primero siendo Episode Duscae, el cual pudimos jugar quienes compramos Type-O). A diferencia del primero—y de los demos en general—esta probadita no es parte del juego, sino un escenario creado específicamente con el propósito de enseñar algunas características del mundo del juego final.

Controlamos a una versión joven de Noctis, el protagonista, quien es guiado a través de un mundo de sueños por Carbuncle, un pequeño espíritu que algunos reconocerán de juegos previos. Al ser un sueño, no hay mucha coherencia narrativa y por lo mismo el Platinum Demo no ayuda para situarnos en la trama del juego final. Lo que hace muy bien es darnos otra probada del sistema de batalla, el cual es probablemente el que más se aleja del sistema por turnos con el que la serie creció.

El sistema de pelea no cambió mucho desde Episode Duscae y aunque la mezcla entre RPG y hack n’ slash no es mi favorita, no me quejo. Creo que funcionará con el giro de acción que buscan darle a XV.

Creo que califico al Platinum Demo más como un tech demo que un demo tradicional. Algunas dinámicas que no apoyan para nada a la secuencia en términos de gameplay—como la capacidad de transformarte en camión, o un monstruo, o la forma en la que puedes hacer cambios en el clima y el tiempo—nos enseñan que en el juego final podremos esperar cambios dinámicos de clima y luz. Siento que es algo que ya sabíamos, pero se ve muy bien.

Por lo mismo, siento que el Platinum Demo salió un poco tarde. La razón para sacarlo ahorita ya no es como demostración, sino como marketing. Nos dan este tipo de probaditas que no dicen realmente nada nuevo ni informan mucho sobre el juego, pero sube los niveles de emoción. Y, ¿saben qué? Está funcionando.

5 observaciones sobre “Final Fantasy XV”

3. La historia parece ser algo que Final Fantasy nunca ha hecho

Como ya sabrán, la historia siempre es la parte más importante para mi, especialmente en un Final Fantasy. La mayoría de los juegos en esta franquicia siguen un patrón similar donde la trama comienza de una manera algo sencilla y poco a poco se va complicando hasta transformarse en una lucha por salvar al universo. No estoy seguro que ese sea el caso en XV.

Hay un tema central que se ha explorado antes en Final Fantasy: un miembro de la familia real que busca recuperar su trono (Ashe, en Final Fantasy XII, quien por cierto es mi protagonista femenino favorito de la serie, tenía el mismo arco), pero en las instancias anteriores esto era presentado en un marco más tradicional. Aquí, el drama parece involucrar menos artefactos mágicos y más drama familiar y política.

Además, sí parece ser que gran parte del juego tomará lugar durante un viaje. Dudo mucho que el roadtrip entre los bros más bro que han broado dure más de 10 horas, pero sí tomarán un gran cacho del juego (que durará alrededor de 50 horas, más que el promedio de la serie). ¿Cómo le harán para mantener esta narrativa interesante? No se, pero tendrán que emplear mecanismos narrativos bastante sofisticados, lo cual no acostumbran a hacer.

Final Fantasy XV Personajes

4. Creo que será uno de los elencos más complejos de la serie

Hasta ahora, cuando un Final Fantasy está por salir, generalmente ya conocemos a los miembros del equipo principal. Ahora, si uno checa el sitio oficial, los personajes principales son Noctis, Gladiolus, Ignis y Prompto, además de Luna (la supuesta prometida de Noctis), y Regis Lucis, el padre de Noctis.

Es razonable imaginar que Luna se unirá al equipo, y dudo mucho que Regis lo haga. Fuera de eso, tenemos un equipo base de cuatro personajes que comienzan el juego juntos, cuando los demás Final Fantasy tienen entre seis y ocho, a quienes vas reclutando durante la historia.

Este es un cambio narrativo importantísimo, ya que nunca se había hecho en Final Fantasy (a menos que cuentes el XIII, aunque en ese caso, los personajes se juntan y separan durante los primeros dos actos). Ir reclutando a los personajes siempre era de lo que más me interesaba en los juegos, pero sí me emociona mucho saber cómo se hará el balance.

Final Fantasy XV BFFs

¿Quién es su favorito? Aguas, que hay una respuesta correcta

¿Mi apuesta? Serán menos personajes, pero con mucho más dinamismo intrapersonal. Esto es algo que XIII hace muy bien; no recuerdo otro título en la serie donde el equipo de personajes se llevara tan mal—durante el primer acto, todos se odian entre sí por alguna razón u otra—y eso funcionaba súper bien. Aquí no podrán aplicar eso ya que los cuatro protagonistas son BFFs, entonces se las tendrán que ingeniar de otra manera. Lo único de lo que estoy seguro es que me va a sorprender.

5. Ya lo quiero ya lo quiero ya lo quiero ya lo quiero

Ya lo quiero ya lo quiero.

Podré hacer todas las críticas con o sin sentido sobre las muchas probaditas de Final Fantasy XV que hemos tenido, pero a pesar de no estar de acuerdo con todas (más allá de marketing, sinceramente no entiendo el punto del animé), no puedes discutir con resultados: después de la semana pasada, de Platinum Demo, Brotherhood, Episode Duscae, Kingslave, nada más estoy más y más erizo por jugarlo.

Como dije al principio, Final Fantasy es como una religión para mi (antes también lo era Silent Hill), y no he podido disfrutar de ese suculento ritual de encerrarme un rato con un nuevo título del canon principal desde el 2010 cuando salió Final Fantasy XIII, una de mis experiencias favoritas con los videojuegos.

Estoy tan seguro que amaré el XV como lo estaba con el XIII, y este instincto se ha equivocado muy pocas veces (vete al diablo, The Phantom Pain). Ya voy a comprar las velas aromáticas que prenderé cuando llegue el 30 de septiembre, por que para principios de octubre, ya nada más voy a estar esperando el anuncio de Final Fantasy XVI.

Share.

About Author

The Damn Beast

Una maldita bestia. Trans-minotauro. Autor de ciencia ficción y fantasía de The Armor of God. Escribo de videojuegos y cultura pop aquí y allá (pero más seguido aquí). A veces pretendo cantar metal y puedo agarrar una guitarra sin romperla. También me gusta levantar cosas pesadas.

Leave A Reply